martes, 13 de septiembre de 2011

Imagen de Juan 7:38

Varias imágenes de este versículo del libro de Juan, este es un verso de la palabra de Dios que trae a la vida una buena porción de esperanza.
El que cree en mi, como dice la escritura, de su interior correrán ríos de agua viva. 
El que está en comunión de forma viviente con Cristo, se convierte en un centro de influencia espiritual. Hay en él un poder de vida que, cuando se vivifica mediante la fe, fluye como un río que lleva vida y refrigerio a otros. El verdadero cristiano que se aferra de una gran verdad que satisface sus propios anhelos, no puede quedar mucho tiempo sin expresarla. Anhela transmitirla a otros que están buscando aguas espirituales. Se forma en su interior un río de aguas que ninguna represa puede detener completamente.
Share: