domingo, 18 de septiembre de 2011

Jesús el gran YO SOY

Hubo tiempo en que Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abrahán fuese, yo soy. (Juan 8: 58)"

YO SOY significa una presencia eterna. El pasado, el presente y el futuro son iguales para Dios. Pero aquí los Judíos entendieron bien lo que Él estaba diciendo: aquí se usa en su sentido absoluto y que fue entendido por los judíos como una afirmación de su divinidad, es decir: Jesús sabe los acontecimientos más antiguos de la historia pasada y el futuro lejano con una visión tan clara como nosotros vemos las cosas que suceden diariamente, en algunos pasajes de la Biblia se puede confirmar esa declaración por ejemplo en el libro de los salmos 90:2 expresa "Antes que naciesen los montes Y formases la tierra y el mundo, Desde el siglo y hasta el siglo, tú eres Dios".

A diferencia de nosotros que no sabemos lo que está delante de nosotros, y si lo supiéramos, no contribuiría a nuestro bienestar eterno. Dios nos da una oportunidad de ejercitar la fe y confiar en el gran YO SOY... también está escrito y pronunciado por Jesús "Abrahán vuestro padre se gozó de que había de ver mi día; y lo vio y se gozó" Quince siglos antes de que Cristo dejara sus atavíos reales, su corona real y dejara su puesto de honor en las cortes celestiales, asumiera la humanidad y caminara entre los hijos de los hombres, Abrahán vio su día, y se alegró. "Entonces le dijeron los judíos: Aún no tienes cincuenta años, ¿y has visto a Abrahán? Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes que Abrahán fuese, yo soy".

Cristo estaba usando el gran nombre de Dios que fue dado a Moisés para expresar la idea de la presencia eterna. Isaías también vio a Cristo, y sus palabras proféticas están llenas de significado... Hablando por él, el Señor dice: "Yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu salvador... No temas porque yo estoy contigo... Yo, yo Jehová, y fuera de mi no hay quien salve... Vosotros, pues, sois mis testigos, dice Jehová, que yo soy Dios. Aún antes de que hubiera día, yo era;... Yo Jehová, Santo vuestro, Creador de Israel, vuestro Rey" Cuando Jesús vino a nuestro mundo, se clamó a sí mismo: "Yo soy el camino, y la verdad y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí" Debe creerse en el Señor y se le debe servir como al gran "YO SOY".
Share: