martes, 13 de septiembre de 2011

Los niños y el reino de los cielos

Cuidemos los niños

El ángel de Dios acompaña a cada niño, para llevarlo ha Jesús.

(Mateo 18: 1-3)

¿Quién es el mayor en el reino de los cielos? preguntaron los discípulos de Jesús y el "llamando a un niño, lo puso en medio de ellos, y dijo: De cierto os digo, que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos"

El carácter de los hijos es determinado en gran medida por el precepto y el ejemplo de los padres. Cuando los niños tienen el privilegio de ver en la vida de sus padres el reflejo de la ternura, la justicia y la paciencia de Dios, llegan a conocerle como él es en Cristo Jesús. El cultivo del amor a los padres terrenales, la confianza en ellos y el obedecerles, prepara los hijos para amar a su Padre celestial, confiar en él y obedecerle. Si los padres se acercan humildemente al Salvador, dispuestos a dejarse guiar por él en la educación de sus hijos, se les promete que recibirán suficiente gracia para modelar el carácter de sus hijos, así como lo hizo María con el del niño Jesús.
Jesús cuida a los niños y a sus padres, cuando deciden educarlo en sus caminos.
Share: