martes, 25 de octubre de 2011

1 Siete cosas que a Dios no le Gustan.

Los ojos altivos.

1) Los ojos altivos: Algunos de los escritores contemporáneos (a Mensaje de Jesús ) dicen que esto se refiere al ensalzamiento propio que una persona hace de los atributos que Dios le ha dado mejor conocidos como los dones o talentos,
Imag-Ojos-Altivos
cuando un ser creado se exalta así mismo como superior a los de mas se dice que tiene "ojos altivos" por ejemplo la biblia da testimonio de que lo que hoy conocemos por Satanás era el ángel mas exaltado en el cielo y el, por tener tal gloria se aventura a codiciar el puesto de cristo o mejor dicho el Ángel Miguel como se le conocía en el cielo, y así comenzo su exaltación propia y por el la miseria que hoy cunda en este mundo por eso el apóstol Pablo llama a todo esto el misterio de la iniquidad (un ser creado queriendo ser exaltado igual o mayor que Dios, Lucifer) y el misterio de la bondad (Jesús humillándose hasta el polvo para salvar a los hombres).

Pero existe otra interpretación de este y es de personas que solo viven mirando las faltas que tienen los otros seres humanos para criticarlo y de alguna manera emitir juicio, aunque muchas veces es fruto de su conciencia desviada y por falta de santificación que expresan palabras inadecuadas, ha beses tienen razón en lo que expresan de la persona de la cual hablan, pues esta tiene problema, tiene faltas, están pasando por situaciones y posiblemente estén en pecado pero en la boca de los que tienen "ojos altivos" esas palabras vienen ha ser mentira y se le cuanta como pecado a ellos.

Un ejemplo de esto seria la actitud de Caifas cuando expresa que un hombre de vía morir por la nación y no que toda la nación perezca  aunque esas palabras eran ciertas por que esta escrito que Jesús era el que iba a morir por toda la nación Judía y no solo por ellos sino por todo el mundo, esas palabras que eran verdadera, que eran ciertísimas en los labios de Caifas eran falsas mentiras por que el no estaba profetizando para realzar la obra de Jesús sino para confirmar su poder pues era el sumo sacerdote, el veía que Jesús estaba haciendo una obra magnifica y el pueblo le estaba siguiendo así que Caifas le mando a matar por envidia y no por justicia.

Proverbio 6:16-17
Share: