jueves, 20 de octubre de 2011

Amad a los Enemigos

El amor hacia los enemigos.

Imag-Orar-poe-Enemigo
"Oísteis que fue dicho: ojo por ojo, diente por diente por diente". En el principio del pueblo de Israel después que fueron librados de los enemigos y que ya no eran esclavos, el señor vio a bien que Moisés le diera diversas leyes para que rigieran la vida nueva que iban a comenzar y muchas de ellas tu vieron su origen en la propia experiencia de ellos como pueblo.

Cuando ellos eran esclavos vieron como los egipcios mataban a las personas o los maltrataban y era como nada así que tan bien en ellos se formo este principio de que podían hacer con los de mas y nada pasaría, pero en su infinita misericordia Dios proveyó un medio por el cual ellos podían ser refrenados de no creerse que podían hacer lo que ellos quieran con sus conciudadanos, al ver que seria "ojo por ojo" es decir que lo mismo que tu hiciera con los de mas así mismo se aria contigo si tu mata también tu seria muerto, si tu apedreabas también tu seria apedreado, todo cuanto tu hiciera con los que te rodeaban así mismo se podía hacer contigo, así que esto refreno los impulso bajo los cuales ellos habían sido educado, pero ellos corrompieron este principio de igualdad que Dios quería implantar para todo el pueblo y lo utilizaron para su propia conveniencia hacían de este principio una escusa por medio de la cual odiaban a los que le hacían mal falsificando el carácter sagrado de Dios, pues si Dios nos pagase a nosotros con forme a nuestra conducta o con la maldad que nosotros lo tratamos a el cuando desobedecemos su palabra o cuando blasfemamos abiertamente su nombre santo, ninguno de nosotros estuviéramos aquí en estos momentos pues todos nos desviamos como dice la palabra de Dios de los buenos principios y aun así el nos llama y nos busca constantemente para que nos volvamos a el, y Jesús conociendo este carácter de Dios le continuo expresando en su mensaje "Pero yo os digo: No resistáis al que es malo; antes a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, vuelvele también la otra".

Pero lo que realmente ellos no querían obedecer era el mensaje que Jesús le dio cuando le dijo: "Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto". Este es el mensaje verdadero que tiene Jesús para todos nosotros que aun cuando una persona nos hacer mal debemos orar por el para que nuestro padre lo restaure y lo ayude a cambiar para que mostremos que tenemos el carácter de Dios.

Mateo 5:38-43
Share: