lunes, 19 de diciembre de 2011

El Don de Profecia en la Iglesia

Espíritu santo en la Iglesia.

El don de profecía se manifestó en la iglesia durante la dispensación judía. Si desapareció durante unos pocos siglos, a causa de la corrupción de la Iglesia pero hacia el final de la dispensación re-apareció cerca de época del Mesías.

Zacarías, el padre de Juan el Bautista hombre justo y de oración, "fue lleno del Espíritu Santo, y profetizó". Simeón, hombre justo y devoto que "esperaba la consolación de Israel," vino por Espíritu al templo, y profetizó de Jesús como "luz para revelación a los gentiles, y gloria de Israel," y Ana, una profetiza "hablaba de él á todos los que esperaban la redención en Jerusalén." Y no había mayor profeta que Juan entre los nacidos de mujer, que fue escogido por Dios para presentarle a Israel "el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo."

La era Cristiana comenzó con la-efusión del Espíritu santo y una gran variedad de dones espirituales que se hicieron manifiestos entre los creyentes, y estos eran tan abundantes que Pablo pudo decir a los corintios, "la manifestación del Espíritu es dado a cada hombre para su provecho espiritual. "A cada hombre en la iglesia, no todo hombre en el mundo es decir que es para los que buscan a Dios, no a los que no le buscan, como muchos lo han aplicado. desde la gran apostasía estos regalos rara vez se han manifestado, y esta es la razón probablemente por la que hay tantos profesos cristianos.
Share: