jueves, 9 de febrero de 2012

El Milagro de un Hombre, en la Mano de Dios

Israel, fue el pueblo escogido por Dios, para testificar de su santidad, al resto del mundo. Este pueblo, en un momento se descarrío de su deber y por lo tal, merecía el castigo divino y este, no se dilato. El instrumento de Dios, para castigar a Israel, fueron los Madianitas. Por temor a ellos, los Israelitas, en su propia tierra, tuvieron que hacerse cuevas, en las montañas para esconderse de los Madianitas y Amalecitas. Este instrumento de castigo, en la mano de Dios, no le dejaba nada en los sembrados, pero además, ni ovejas ni ningún tipo de ganado. Israel estaba, pasando hambre en extremo.
Hombre-en-la-mano-de-Dios_jesus_hombre

Cuando este castigo, se hizo insoportable, Israel clamo a Dios y en respuesta al clamor de Israel, Dios les respondió, diciéndoles: Uds. Han desobedecido mi voz, pero les daré mi amparo. El ángel de Jehová se le apareció a Gedeon y le dijo: tú, libraras a Israel de la mano de los Madianitas Jue.14:14. Yo te envío y Gedeon respondió: dame señal que me de seguridad, de que tu estarás conmigo Jue.6:17. Jehová le dijo: derriba el altar de baal que tu padre tiene, destrúyelo todo sin dejar nada Jue.6:25.

Gedeon, lo hizo como el Señor le mando. Aprovecho la noche, queriéndolo hacer, de tal manera que nadie se enterara que fue él Jue.6:27. Pero de todas maneras, el pueblo supo que fue él Jue.6:29. El pueblo quiso vengarse del que hizo el daño Jue.6:30, y quien estaba a cargo del ídolo dijo: si el es dios, que se defienda el Jue.6:31. Gedeon, queriendo estar seguro de que Dios le acompañaba, le puso condiciones probatorias, pondré un vellón en tierra seca, si mañana, el vellón amanece mojado y la tierra seca, sabre que tu estas conmigo. Y si fue, el vellón, amaneció mojado y la tierra seca. Entonces, Gedeon invirtió el asunto y también se le mostró la señal que pidió. Ahora, volvamos y excúsame, ahora quiero que solo el vellón quede seco y la tierra mojada y otra ves Dios contesto positivo a Gedeon. Jue..6:37-40. Por la mano de Gedeon, el pueblo fue liberado de la persecución de los Madianitas. En una confrontación, entre los Madianitas y los Israelitas, Dios dijo a Gedeon que el pueblo que le acompañaba era mucho, le dijo: que pregonara que quien tuviera miedo, podía devolverse y se devolvieron 22,000 Jue.7:3, Dios dijo a Gedeon que aun, los que quedaban, eran muchos, lleva el pueblo al río y pondré una prueba: los que tan confiadamente, laman el agua como perro devuélvelos y los que se arrodillen, y se lleven el agua a la boca con la mano, en actitud de alerta, déjalos contigo y solo quedaron 300 hombres.

Dios dijo a Gedeon, con estos hombres, entregare a los Madianitas Jue.7:5-7, ve al campo enemigo y ponte cerca de su campamento y oirás lo que ellos hablen y Gedeon, escucho a un soldado, decir a otro soldado: soñé que un pan de cebada, vino rodando y cayó sobre el campamento y lo derribo. Tan pronto Gedeon escucho el relato del sueño, supo que Dios había entregado en su mano a los Madianitas Jue.7:13-15. Dividieron los 300 hombres en tres escuadrones de 100 hombres cada uno.

Les dio trompetas y cantaros con teas ardiendo. Y al sonido de trompetas y en ruido de los cantaros, les pareció a los Madianitas, que el mundo se estaba acabando y huyeron y mientras huían se confundieron, pensando que los enemigos los agarraban y se mataron unos a otros Jue.7:16-22. Los Gedeonistas, mataron a los dirigentes Madianitas. Y así vencieron con la ayuda de Dios Jue.7:1-25. Esto sucede cuando se dirige, bajo la mano de Dios.
Share: