lunes, 6 de febrero de 2012

Grandes Porciones de la Biblia 4

El milagro del sacrificio.

Inmediatamente el hombre callo de la gracia, por haber desobedecido el mandato de Dios Gen.2:17, Dios proveyó la solución, mediante el sacrificio

De un cordero Gen.3:21, Mat.27:32-35. El apóstol Pablo les ruega a los cristianos que presenten sus cuerpos, en sacrificio vivo. Un sacrificio tal que de ser posible, nos saquemos los ojos, y nos cortemos las piernas y brazos, con tal de obedecer a Dios Mat.5:29, Gen.22:9-12. Son, sacrificios de amor. Ningún sacrificio, tiene poder en si mismo para salvar vidas, solo somos salvados, por depositar fe en Cristo Rom.5:1.

El milagro de la elección.

El comienzo del Cristianismo estuvo en la persona de Abraham, en tierra caldea. Lo que hemos conocido de él, de acuerdo a los escritores, su casa paterna era idolatra. Para entonces la gente no tenia idea acerca del Dios verdadero, pero Abraham fue marcado por Dios para una gran misión.

Dios lo llamo y le pidió que dejara su tierra y su parentela para ubicarlo en una tierra que fluía leche y miel Gen.12:1-2. En obediencia, Abraham salio a Canaán y a Canaán llego 12:5. La nación de Israel fueron nietos y biznietos de Abraham y ascendentes del Cristianismo. La misión de Abraham fue un gran y milagro, para beneficio de la humanidad. La enseñanza acerca de Cristo, nos hace saber lo que necesitamos para la salvación eterna Jn 17:3. En nuestra condición de humanos, fuimos elegidos para salvación, si queremos. Ef.1:4-5, Jn 3:16-18.
Share: