martes, 31 de enero de 2012

Milagros y Más

El milagro de la vida.

La Biblia dice que fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios Gen.1:26. Al darnos de su vida, nos hizo para no morir, esto es a su imagen y a su semejanza, porque fuimos hechos para amar Lev.19:18. Esos grandes privilegios los perdimos al pecar, pero Dios proveyó la solución en Cristo Jn.3:16-18, 1Jn.5:10-12 alabado sea su nombre.

El diluvio y sus razones.

Dios hizo al hombre perfecto, tan perfecto que lo hizo a su imagen y semejanza Gen.1:26-27. Le puso una prueba en el Edén Gen.2:16-17. El hombre, no sobrepaso la prueba y cayo en pecado. Inmediatamente perdimos las características de la imagen y la semejanza de Dios. La posteridad de Adán, también se corrompió Gen.6:12-13, a tal modo que Dios, tubo que tomar la decisión de raerlos de la tierra, señalándole 120 años de gracia Gen.6:3. Antes de exterminarlos, ordenó hacer un refugio Gen.6:14-16 para salvar a los que habían decidido, caminar bajo sus reglas. Por el pecado del hombre, el mundo fue destruido. Todo ser viviente ecepto Adán, su esposa, sus hijos y sus nueras Gen.7:7. Atención: el diluvio fue el prototipo de la futura destrucción del mundo actual Mat.24:37-39, y solo escaparan de ésa destrucción los que busquen refugio en Cristo Mat.28:19-20, Mar.16:15.

Por un milagro, los descendientes de Set invocaron el nombre Dios.

Conocimos la humildad y el amor de Dios, mostrado por Abel. Este gran hombre fue sustituido por su hemano Set. Después de Set, sus descendientes comenzaron a invocar el nombre de Dios, a pesar de que el corazón de los hombres, era de continuo solo al mal Gen.4:26, y 6:5.

El milagro de la consagración de Enoc Gen.5:24.

Enoc, tomo la firme decisión de caminar con Dios y camino 300 años en completa obediencia Gen.5:24. Fue ejemplo para el mundo Cristiano Heb.11:5. Quizás parezca difícil, pero si nos lo proponemos, podemos vivir sin pecar 1Jn.2:6, 9. Pecar es violar una ley 1Jn.3:4. El que teme a Dios, se cuida de no violar lo prohibido para no pecar y ya ha muerto al pecado y no puede vivir en él Rom.6:11-14. Enoc, tomo la decisión de no pecar y lo logró, durante 300 años, después que nació su hijo Matusalén Gen5:22.
Share: