domingo, 12 de abril de 2015

¿Cómo orar a Dios correctamente? ¿La biblia nos enseña a orar?

En cierto momento “Aconteció que estaba Jesús orando en un lugar, y cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: Señor, enséñanos a orar” Lucas 11:1. Este pedido que hicieron los siervos de Dios, revelo el deseo que tenían de aprender a orar a dios de forma correcta. En dos ocasiones Jesús pronuncio la oración del Padre nuestro, una de esas fue frente a la multitud congregada en el sermón del monte, y la otra a los discípulos mientras estaban a solas con él.

Cuando Jesús oraba, los corazones de los discípulos quedaban profundamente conmovidos. Al ver la vida de oración que Cristo tenia, una cosa les quedo clara y era que esa vida de comunión ellos nunca la habían visto, y percibieron que entre la sabia manera de él sobrellevar las cargas de la vida, y las largas horas que el dedicaba a la oración había una intima, intensa y profunda relación. Mirando que no importaba cuan cansado estuviera en sus faenas diarias, siempre Jesús tenía tiempo para orar, y comunicarse con Dios. Y Jesucristo nuestro Señor, mirando la necesidad que ellos tenían de aprender a orar, les dio como ejemplo la oración del Padre nuestro.

En primer lugar Jesús nos enseña a hablar con Dios como nuestro padre. La palabra “Padre” con la que empieza Cristo la enseñanza de sus siervos significa “Nutridor, Protector y Sustentador” (Según el diccionario Bíblico Vine NT+ en la Biblioteca e-Sword) Es decir que, solamente hay tres razones categóricas por la cual uno se comunica con Dios.
Como-orar-a-Dios-correctamente
Un buen estudio para esta Semana Santa.

Dios es nuestro sustentador.

Una de las razones por las que hablamos con Dios, es porque estamos en alguna “precariedad”, de algún elemento necesario para poder subsistir en la vida. Por eso dice el salmista que de Jehová viene “el vino que alegra el corazón del hombre, el aceite que hace brillar el rostro, y el pan que sustenta la vida del hombre”. Salmo 104.

Dios es nuestro protector.

Apelamos a nuestro padre celestial como protector, cuando la vida está en peligro ya sea por una persona malvada y despiadada, o por un animal salvaje. Incluso cuando es alguna enfermedad terrible como el cáncer, virus u otro tipo de acontecimiento del cual nosotros, no podamos librarnos por nuestra propia cuenta, aquí entran los famosos “fenómenos naturales” o en otros casos “desastres naturales”. Sin embargo detrás de la palabra “naturales” se ocultan muchos “desajustes gubernamentales”, poniendo así en peligro la vida de todos los habitantes del planeta tierra. Al permitir los gobiernos que proyectos de ley sean aprobados, para que grandes empresas creen productos que destruyen nuestro medio ambiente, o que en el proceso de su elaboración surja tal efecto.

Por tales razones los cristianos y muchos que no lo son, nos aferramos a la oración, a las plegarias, a los rezos, a las peregrinaciones, al ayuno, a la ceniza y a la vigilia. Y cuando Dios en la Biblia nos contesta nos dice: “¿Quién eres tú para que tengas temor del hombre, que es mortal, y del hijo de hombre, que es como heno? “, Y luego añade “Cuando te acuestes, no tendrás temor” y vuelve a decirnos “No tendrás temor de pavor repentino”. Pero nosotros mirando como las grandes empresas (las chicas ni se diga) abusan de los seres humanos, asemos realidad el consejo de los apóstoles cuando dicen: hermanos “Estad siempre gozosos. Orad sin cesar.” Isaías 51:12, Proverbios 3:24-25, 1Timoteo 5:16-17

Dios es nuestro nutridor.

La palabra nutridor como tal no pude localizarla en la Biblia (Si tú lo haces por favor me comentas) pero si puede encontrar, formas verbales de esa palabra tales como “Nutrido o Nutriéndose”, pero en fin, haciendo uso de algunos conocimientos adquirido en mis investigaciones, y recibiendo sabiduría de Jesucristo puede comprender porque aparece hay esa palabra.

La palabra nutridor proviene de “Nutrir”, este término se utiliza mas en medicina, especialmente el área que tiene que ver con la alimentación, y el termino se refiere no solo a comer sino mas bien, a darle a nuestro cuerpo el alimento no solo que llena el estomago, si no el que le aporta más vitaminas a nuestro sistema de salud. Ahora bien ¿Por qué Jesús asocio ese termino con la oración del padre nuestro? ¿Por qué Jesús nos habla de nutridor, si ya nos dijo que Dios es nuestro sustentador?, al ver esto interno en la palabra “Padre”, debemos comprender que Cristo está hablando de dos clases de alimentos: Uno que sustenta la vida y otro que nutre, que aporta lo más esencial. Y efectivamente el cristiano tiene dos tipos de alimentos: Uno es el que hace que nuestro cuerpo se mantenga en pie, y que permite que todo el funcionamiento de la mente este correcto.

El segundo alimento de los seguidores de Jesucristo, y el más importante es el mismo Jesús. ¿Cómo sabemos esto? Cuando Jesús estaba en la tierra le dijo a sus discípulos, que “él era el pan vivo que descendió del cielo”, y les dijo también que “sus palabras son espíritu y son vida”. Cuando estudiamos la palabra de Dios nuestro “Padre”, en oración, el envía sus ángeles para que nos enseñen todas las cosas. Los envía a nutrirnos y a llenarnos de vida espiritual, y como dice la Biblia “Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.” Y nos hace otra recomendación “Ejercítate para la piedad” 1Timoteo 4:6-7.

Si los pastores no enseñan la palabra de Dios en todo su esplendor, y si los cristianos no tienen piedad, eso es el más certero indicativo de que no tienen una vida de oración, y comunión verdadera con Dios, por medio de Jesús. El cual nos dice en 1Corintio 14:15 “Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento”.
Share: