domingo, 12 de abril de 2015

¿Quién es Jesucristo?

Debido a la diversificación de las religiones, y más aun a muchos de los mitos que rondan de forma masiva sobre la vida de Cristo, a veces las personas no pueden entender quien es Jesucristo aunque hay unos pocos que anhelan comprender quien es en realidad.

En esta introducción veremos 1 de los tres aspectos fundamentales,  sobre este interesante tema. Estos aspectos son: Pasado, Presente y Futuro de Cristo Jesús. Ahora veremos el presente.
quien-es-jesucristo
¿Quién es Jesucristo?

Para muchas personas, que le hablen de Dios está perfectamente bien, siempre y cuando no les hablen de Cristo. Debido a muchas razones y una de ellas es el golpe duro que esto supone, tanto al orgullo como a la estima propia, pues es bien conocido para muchos que la vida de este personaje, fue llena de muchas malas insinuaciones, las cuales les llevaron a ser llena de “escasez y lobreguez” (En sentido material y prefigurado). Pero que Cristo supo sobrellevar. No obstante a eso muchos no quieren oír nada de él, ya que aceptarle seria ir en contra de la sabiduría, el lujo y el prestigio que suelen manifestar aquellos que no congenian o armonizan con su vida y enseñanza.



Aun cuando él estaba en esta tierra pregunto a sus discípulos, camino a Cesárea  “¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre?... Y vosotros,  ¿quién decís que soy yo?” Mateo 16:13, 15 Versión RV 1960, {Esta forma de preguntar esta en las mayorías de las versiones de la Biblia, de forma similar, pero para evitar que puedan confundirse la mente, usare la versión NT BAD, así que si en tu Biblia aparece la primera forma, quiero que sepas que es lo mismo que presento a continuación, pero más claro, en los fines de este estudio para que entiendas mejor}.

Cristo pregunto “¿Quién dice la gente que soy?... ¿Y quién creen ustedes que soy?” Mateo 16:13, 15 NT BAD. En estas preguntas aparentemente simplistas, Jesús invita a sus discípulos a confesar si ellos estaban claro quién era él, - ya que el resultado de esa pregunta entraña resultados eternos- sino ellos no podían emprender junto a él una vida de servicio y abnegación. Jesucristo quería que ellos reconocieran, que él había venido al mundo para salvarlos, hacerle bien, a ayudarle en sus dificultades diarias que eran muchas, tomando en cuenta las desventajas que los rodeaban, y más aun las que se vislumbraban que pasaría.

Un buen ejemplo de esto lo podríamos tener de las relaciones laborales, ya que es un factor clave para entender la vida en estos tiempos, aparentemente de crisis, por ejemplo: Hasta que un empleado no se da cuenta que su jefe o superior es un déspota(Esto puede pasar al revés, pero en muy pocos de los casos), vive sirviéndole ciegamente en tiempo de sol y de lluvia, en frío y calor, en dulce y amargo, pero todo esto acaba, frenada mente cuando el conocimiento llega. Cualquiera puede observar y ve, que hay muchos ejemplos escalofriantes en la historia. Por eso Cristo quería que ellos no fueran confundidos.

Los discípulos a la primera pregunta “dijeron: Unos,  Juan el Bautista;  otros,  Elías;  y otros, Jeremías,  o alguno de los profetas.” Mateo 16:14. Cuando mencionan a “Juan” no lo hacen tan solo porque la gente lo creía, sino también por la interpretación de las mismas palabras de “Juan el Bautista”, ya que el al bautizar a las personas les decía “pero el que viene tras mí… él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” Mateo 3:11. Así que asociaron los dos bautismos con el mismo nombre, sin entender que eran obra distintas. Sin embargo esa respuesta genera una contradicción en sí misma, porque ¿si Juan bautizo a Cristo como pues son la misma persona?, Debido a pequeños errores de interpretación como ese, es que el fenómeno de Fe, Dios lo da a las personas de forma personal, en oración con él, porque el que estudia su palabra en oración jamás será extraviado.

“Elías” aunque lo que hizo este profeta, muchos siglos atrás cuando hizo descender fuego del cielo, fue parecido a la descripción que proporciono Juan el Bautista, al decir que “él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.” Y mas que estaba profetizado que Elías volvería a aparecer. Pero este es otros de esos pequeños detalles que debemos tener presente. Ya que Jesús no hacía mucho que le había explicado en qué consistía, la profecía del segundo Elías cuando en cierta ocasión,  Cristo estaba aclarándoles a las gentes acerca de la obra que Juan el Bautista había hecho. Decía él “¿Qué salisteis a ver al desierto?... ¿qué salisteis a ver? ¿A un profeta?  Sí,  os digo,  y más que profeta… De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista;… Y si queréis recibirlo,  él es aquel Elías que había de venir.” Mateo 11:11-13. Y así fue con “Jeremía” y “Otros profetas”.

Pero tocante a la segunda pregunta “Respondiendo Simón Pedro,  dijo: Tú eres el Cristo,  el Hijo del Dios viviente. Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres,  Simón,  hijo de Jonás,  porque no te lo reveló carne ni sangre,  sino mi Padre que está en los cielos.” Mateo 16: 16-17. (Recomiendo leer Como orar dios correctamente)

En este dialogo es cuando los discípulos comienzan a entender quien es Cristo, y perciben que solamente Dios el Padre es el revelador de todos los misterios, y el que revela en los momentos apropiados a aquellos hombres y mujeres que participan con el de santidad, y devoción por su palabra si falsedad. Dios hablando por intermedio de Pedro revelo algo que estaba profetizado hace siglos, y que pocos estudiosos de la Biblia saben. En los proverbios, que de hecho cuando se menciona la palabra “Proverbios Bíblicos” la gente entiende que se habla de Salomón el rey sabio que Dios otorgo sabiduría sobre manera, pero lo cierto es que, no todos los proverbios fueron escritos por Salomón como el caso siguiente.

El profeta Agur en el capítulo 30 de proverbios, versículo 4, plasma este profeta las preguntas “¿Quién subió al cielo,  y descendió?  ¿Quién encerró los vientos en sus puños?  ¿Quién ató las aguas en un paño?  ¿Quién afirmó todos los términos de la tierra?  ¿Cuál es su nombre,  y el nombre de su hijo, si sabes?” para mí como estudiante de la Biblia es algo maravilloso y asombroso, como  la revelación de Dios en el presente alumbra aun aquellas cosas inconclusas, u olvidadas por los hombres en el transcurso de los años y siglos. Como en este episodio con las dos últimas preguntas de Agur, mas la de Jesús y la triple respuesta de Pedro cuando dijo: “Tú eres el Cristo,  el Hijo del Dios viviente.” Mateo 16:16. (Recomiendo leer Oraciones poderosas Dios)
Share: