Ir al contenido principal

El libro de Mateo 4

Mateo Capitulo 4


Tentación de Jesús

(Mr. 1.12-13; Lc. 4.1-13)

1 Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.

2 Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre.

3 Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan.

4 Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo,

6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y,En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra.
7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

8 Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,

9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares.

10 Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. 11 El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.

Jesús principia su ministerio

(Mr. 1.14-20; Lc. 4.14-15; 5.1-11; 6.17-19)

12 Cuando Jesús oyó que Juan estaba preso, volvió a Galilea; 13 y dejando a Nazaret, vino y habitó en Capernaum, ciudad marítima, en la región de Zabulón y de Neftalí, 14 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo:
15 Tierra de Zabulón y tierra de Neftalí, Camino del mar, al otro lado del Jordán, Galilea de los gentiles;
16 El pueblo asentado en tinieblas vio gran luz; Y a los asentados en región de sombra de muerte, Luz les resplandeció.
17 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

18 Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.

19 Y les dijo: Venid en pos de mí, y os haré pescadores de hombres.

20 Ellos entonces, dejando al instante las redes, le siguieron.

21 Pasando de allí, vio a otros dos hermanos, Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano, en la barca con Zebedeo su padre, que remendaban sus redes; y los llamó.

22 Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron.
23 Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo.

24 Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó.

25 Y le siguió mucha gente de Galilea, de Decápolis, de Jerusalén, de Judea y del otro lado del Jordán.

Entradas populares de este blog

Imagenes de Jesús con los Discípulos.

Imágenes de Jesús-Cristo. Entrada triunfar de Jesucristo a Jerusalén.

¿Quién es Jesucristo?

Debido a la diversificación de las religiones, y más aun a muchos de los mitos que rondan de forma masiva sobre la vida de Cristo, a veces las personas no pueden entender quien es Jesucristo aunque hay unos pocos que anhelan comprender quien es en realidad.

En esta introducción veremos 1 de los tres aspectos fundamentales,  sobre este interesante tema. Estos aspectos son: Pasado, Presente y Futuro de Cristo Jesús. Ahora veremos el presente.

Para muchas personas, que le hablen de Dios está perfectamente bien, siempre y cuando no les hablen de Cristo. Debido a muchas razones y una de ellas es el golpe duro que esto supone, tanto al orgullo como a la estima propia, pues es bien conocido para muchos que la vida de este personaje, fue llena de muchas malas insinuaciones, las cuales les llevaron a ser llena de “escasez y lobreguez” (En sentido material y prefigurado). Pero que Cristo supo sobrellevar. No obstante a eso muchos no quieren oír nada de él, ya que aceptarle seria ir en contra de…

Diferentes Imágenes de la obra de Jesús

Imagenes de la obra de Jesús. Jesús en la presencia de Anas el sumo sacerdote, enjuiciando la obra del salvador y su misión, estaba este simple hombre pero no le fue permitido destruirla.