Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Milagros y Más

El milagro de la vida. La Biblia dice que fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios Gen.1:26. Al darnos de su vida, nos hizo para no morir, esto es a su imagen y a su semejanza, porque fuimos hechos para amar Lev.19:18. Esos grandes privilegios los perdimos al pecar, pero Dios proveyó la solución en Cristo Jn.3:16-18, 1Jn.5:10-12 alabado sea su nombre.

El diluvio y sus razones. Dios hizo al hombre perfecto, tan perfecto que lo hizo a su imagen y semejanza Gen.1:26-27. Le puso una prueba en el Edén Gen.2:16-17. El hombre, no sobrepaso la prueba y cayo en pecado. Inmediatamente perdimos las características de la imagen y la semejanza de Dios. La posteridad de Adán, también se corrompió Gen.6:12-13, a tal modo que Dios, tubo que tomar la decisión de raerlos de la tierra, señalándole 120 años de gracia Gen.6:3. Antes de exterminarlos, ordenó hacer un refugio Gen.6:14-16 para salvar a los que habían decidido, caminar bajo sus reglas. Por el pecado del hombre, el mundo fue destruido. Todo…

El Milagro de la Creación

En el comienzo de todo Dios creo los cielos y la tierra Gen: 1:1

Primer día: la luz. Y dijo Dios: que haya luz y hubo luz y separo dios la luz de las tinieblas. Y llamo Dios a la luz día y a las tinieblas llamo noche. Y fue la tarde y la mañana: el primer día. Gen.1:3-5. Los investigadores bíblicos, asumen que la tarde es la parte obscura y la mañana, la parte clara del día. Noche y mañana, son un día de 24 horas. El termino día, desde el comienzo, tenia la idea de tarde y mañana según Gen.1:5, pero poco a poco se fue adaptando la división y ya se le llama día, a la parte clara, con el apoyo de Dios, aunque a la noche no Gen.1:4, Juan 11:9, allí nos habla de un día de 12 horas. El mundo entendía que ese era un día y Cristo no lo contradijo, porque ya lo había designado así. Sin embargo, todavía no se ha borrado la idea de un día de 24 horas Lev.23:32.

2do. día: separación de las aguas entre cielo y tierra. Luego dijo Dios: haya expansión, entre agua y agua y separo Dios, las aguas de…